Un mar de besos

Follow me on Instagram

Instagram

About me.

Mi foto
Paradero desconocido.
18. Proyecto de enfermera con exceso de pensamientos. Amante de la literatura, de la naturaleza y de la cerveza. Potterhead. Roja de corazón. ¡Viva la Revolución! ♀

2 feb. 2014

Su tribu social, urbana y ancestral

Típica chica de ''tu reina, tu ruina'' animal diurno, pues es una poser  que prefiere las fotos a la luz del sol. A su estilo vintage nunca le faltaban las creepers, ni su cardigan oliva. No era de esas gafapasta, pero si llevaba gafas redondas. Era la típica chica de llevar una pamela negra cuando hacía frío, y calcetines altos con Vans en verano. Cada medio minuto que iba caminando por la calle hacía una pompa de chicle. Claro, siendo así, más de una mirada se fijaba en ella. Sencilla, pero guapa. Tragándose las calles de Nueva York, llamando la atención entre las demás tribus sociales. Para algunos solía ser un ser insignificante, o como muchos decía, ''los envidiosos, envidiosos se quedan''. Sinceramente, ella se comía las críticas y no les daba importancia. Pasaba de la realidad social. En cada uno de sus paseos por aquellas largas avenidas, siempre se paraba al Starbucks para comprarse su café Macchiato para llevar. Era un modelo a seguir, pero no por su forma de vestir que copiaban los ''envidiosos'', sino por su forma de ser, de mandar a la mierda las opiniones que no ha pedido, por la forma que tiene de intentar pasar desapercibida, porque aunque muchos se fijasen en ella, no era de las que se ponía en culo pompa para atraer a los paparazzi. Aunque decir, que su cuerpo no era el más agraciado de todos. Mas bien alta, gracias a sus creepers, y bastante delgada. Un prototipo de belleza actual, para las grandes celebrities. 
Era típico de ella sentarse en la parada de autobús, sacarse el piti mañanero y consumirlo lentamente. El piti de mañana, el peta de tarde, junto con su botella de Jack Daniel's. La decían que qué mierdas hace, total, todos moriremos de algo, decía. 
Como decía, una chica con las ideas firmes, autónoma, y con un porvenir a su estilo, sin tener en cuenta coacciones externas. 

3 comentarios :

  1. Me siento identificada con el ultimo párrafo. Lindo

    ResponderEliminar
  2. Me encanto la parte del final, me sentí identificada total. Aunque honestamente ella no seria la chica que a mi me inspiraría respeto, creo que ni siquiera me llamaría la atención. Besos ♥

    ResponderEliminar
  3. No hay que darle bola a las criticas malas de los demas, ser como uno es, sin vergüenza, sin pensar en lo que los demás piensen. Linda entrada, me gusto la imagen!!!

    ResponderEliminar

Espero que vuelvas a dejar tu huella pronto.

Un puzzle sin terminar