Un mar de besos

Follow me on Instagram

Instagram

About me.

Mi foto
Paradero desconocido.
18. Proyecto de enfermera con exceso de pensamientos. Amante de la literatura, de la naturaleza y de la cerveza. Potterhead. Roja de corazón. ¡Viva la Revolución! ♀

15 may. 2013

Oscuras noches

La Luna brillaba alta esa noche y las estrellas inundaban el manto oscuro que formaba el cielo en esa hora tardía. ¿Qué significaba aquella melodía que percibía mi oído en aquella noche? Un violín. Abandonado y condenado a la soledad, entonaba sus notas rotas de dolor, y yo, perdida entre los matorrales enredadizos de mi conciencia, única y capaz de escuchar aquella triste melodía. Corrí a más velocidad tanteando la oscuridad de la noche, tratando de alcanzar al ser que transmitía tales desgarradores sonidos. Pero la melodía cesó, y el entorno quedó frío y vacío. Di vuelta atrás mientras seguía tarareando aquella tonta melodía. Y así, noche tras noche regresaba a aquel lugar, escondido en la noche entre pinos y arbustos. El compositor nunca cambió de notas. Siempre eran las mismas, cosa que a mí no me importaba. La fría sensación de soledad que parecía asolarme, se volvía más intensa y real, a medida que escuchaba los acordes de ese violín desconocido. Cada día me sentía más aislada del mundo y buscaba más notas de aquel sonido. Nunca hallé su principio.


Una de otras tantas noches, pude contemplar, lo que tras meses, o años parecía buscar todas las noches. Y escondida en un claro de la Luna me hallaba yo sujetando un violín. Pude apreciar cómo me evadía la soledad.

3 comentarios :

  1. PRECIOSO!

    http://pdepaty.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  2. Hola le he dado un vistazo al blog y me ha gustado muchísimo! Felicidades!

    Definitivamente tienes una nueva seguidora! Un beso.

    ResponderEliminar

Espero que vuelvas a dejar tu huella pronto.

Un puzzle sin terminar