Un mar de besos

Follow me on Instagram

Instagram

About me.

Mi foto
Paradero desconocido.
18. Proyecto de enfermera con exceso de pensamientos. Amante de la literatura, de la naturaleza y de la cerveza. Potterhead. Roja de corazón. ¡Viva la Revolución! ♀

10 ene. 2013

Ralladura de limón, metedura de naranja

Los días pasaban, sin el calor de sus abrazos, sin las caricias que la llenaban, sin sus palabras que tanto la ilusionaban, que tanto la emocionaban, sin él... Los meses llegaban uno tras otro, sin musitar ni una palabra; las estaciones brotaron, y el invierno encadenó su corazón, se desarmaba. No había pena que valga. Tropezaba no dos, si no tres veces con la misma piedra. Inocente de sus actos, esclava de su cabeza, de su forma de sentir. Soñó con ser princesa y acabó siendo vagabunda de amor dentro de su máquina interior. Como cada cual, completa ilusa. El tiempo fue desperdiciado. Su forma de temblar fluía hasta en su mirada. Siempre es la misma historia, con el mismo final, creía ser su princesa con tacones de cristal. Soledad, eso era exactamente lo que necesitaba desde hacía mucho tiempo, y lo que siempre consiguió. Mantenía sus creencias en el karma, no era nada más, solo una niña con ganas de quererle. Y él, un orgullo que la corroía por dentro, de una forma tan especial que se veían dispuestos a hiperventilar.

4 comentarios :

  1. Joder, increíble. El texto es genial, a parte, me siento muy identifica con el, describes perfectamente todo lo que siento ahora. Un beso!
    www.palabrasolvidadaseneltiempo.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Huhu^^ muchas gracias. Tenemos montonazo de sensaciones en común <3

      Eliminar
  2. Increíble tu blog, me ha gustado bastante. Te sigo :) Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me ha gustado que te gustase, un beso enormee

      Eliminar

Espero que vuelvas a dejar tu huella pronto.

Un puzzle sin terminar