Un mar de besos

Follow me on Instagram

Instagram

About me.

Mi foto
Paradero desconocido.
18. Proyecto de enfermera con exceso de pensamientos. Amante de la literatura, de la naturaleza y de la cerveza. Potterhead. Roja de corazón. ¡Viva la Revolución! ♀

8 ene. 2013

Artista

Su movimiento, la mirada, Su pincel, el corazón. Su pintura, la sangre que fluía en él...
No le faltaba nada. Poseía un canon de belleza perfecto. Una escultura rígida, sin afán de culturista. Sabía grabar más profesional que en el cine. Tenía una cámara fotográfica en la cara, bajo la frente y a ambos lados de la nariz. Precisaba sus dibujos con la sonrisa. Grababa, dibujaba, pintaba, esculpía. Era un artista. Pintaba ilusiones donde más se necesitaban, dibujaba sonrisas en el aire, grababa cada momento, nunca se olvidaba de nadie, esculpía besos, los mejores que jamás se dieron. Se ganaba la vida de corazón en corazón. Recorría hasta los más profundos agujeros de la mente, reconstruía los recuerdos y diseñaba mejores futuros. Recreaba amor en sus cuadros. Tal vez era porque él sabía de qué se tratase la cosa, como si ya lo hubiese vivido antes. Tenía de todo, sólo le faltaba una musa. Pero sabía vivir la vida sin ella. Era agraciado, nunca se quejó. Era un artista sin más, que carecía de musa ideal. Y nunca tuvo razones para llorar...

4 comentarios :

  1. Generalmente el artista crea sobre su propio corazón roto. Igual creo que hay ramas como el arte pop, alegre por demás, donde este artista se hubiera sentido comodo.
    Un abrazo!! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya forma de comprensión, me alegra mucho que lo hayas entendido :D Beso

      Eliminar
  2. Eso realmente fue hermoso, tiene un toque de melancolía pero para mi eso le da sabor.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, siempre es alegría recibir nuevas opiniones

      Eliminar

Espero que vuelvas a dejar tu huella pronto.

Un puzzle sin terminar