Un mar de besos

Follow me on Instagram

Instagram

About me.

Mi foto
Paradero desconocido.
18. Proyecto de enfermera con exceso de pensamientos. Amante de la literatura, de la naturaleza y de la cerveza. Potterhead. Roja de corazón. ¡Viva la Revolución! ♀

29 ago. 2012

Se escondía del miedo de su forma de ser

La ves en fotos, con cinco, con ocho, y más tarde con once años. Ves todo lo que ha cambiado ahora con sus dieciséis, y simplemente por el hecho de que ella lo quiso así. Ella, rubia por naturaleza, con unos ojos marrones oscuros como el resto de la familia. Ella ha querido borrar todo rastro de lo heredado: sus ojos, su pelo, todo. Un día fue a la óptica. Compró lentillas de los dos colores: azul y verde. Las ponía cada poco, para salir de fiesta, y también cuando le apetecía estar 'un poco más guapa'. Ahora todos los días, víctima del espejo. Tiene el pelo con extensiones para hacerlo más largo. ¿No es mejor esperar a que crezca por sí solo? ¿No es mejor esperar a que el tiempo haga su trabajo? Tu pelo crece y crece, pero tú has hecho trampa. Todas las chicas quieren ser rubias. Sin embargo, tú... Tú te has teñido de negro, de negro carbonizado. Cuanto dinero derrochado por el simple capricho de tirar a la basura el color que tus padres te han dado.  Tu pelo lleno de ondas de color oro, que a su vez destrozas quemándolos con el secador y, posteriormente, con la plancha. Plánchatelo un día especial, para una boda, para un gran acotencimiento... Pero tú no puedes salir a la calle sin tener el pelo planchado, te dá vergüenza, y eso no tiene sentido. Las chicas algo menores te miran con adoración, quieren ser como tú. Pero tú has destrozado todo recuerdo de tu pasado, todo con lo que naciste. Te miras al espejo y no eres la misma que se despierta por las mañanas, y mucho menos la misma de hace cinco años. Y todo esto que hiciste para sentirte mejor contigo misma, aún así, no funciona. Quieres más y más perfección, quieres llorar de impotencia y de rabia, por no conseguir todo lo que quieres, por no sentirte tú misma. Pero no puedes, no eres capaz, el rímel se te correría. Y eso a estas alturas, ya no puedes permitírtelo.

5 comentarios :

  1. Muy bonita entrada Natalia! Te seguía desde hacía tiempo pero hacía mucho que no me pasaba por tu blog... Y, esta vez lo haré con más frecuencia por que es genial. Mil besos,
    -Ángela
    http://nubesd.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. Hola acabo de entrar en tu blog y esta realmente chulo :) te sigo y me encanta la lista de cosas por hacer es muy buena idea :) Y los textos son geniles :) te dejo aqui mi blog por si te quieres pasar http://sonrienoparesdevivir.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  3. ¿Se puede saber dónde te has hecho la foto? Ese lugar me suena... :)

    ResponderEliminar

Espero que vuelvas a dejar tu huella pronto.

Un puzzle sin terminar