Un mar de besos

Follow me on Instagram

Instagram

About me.

Mi foto
Paradero desconocido.
18. Proyecto de enfermera con exceso de pensamientos. Amante de la literatura, de la naturaleza y de la cerveza. Potterhead. Roja de corazón. ¡Viva la Revolución! ♀

5 jun. 2012

Tan increíble como el olvido

Miró al cielo ella, tan ilusa como siempre, sentada en el parque un triste día de niebla. Preguntándose el porqué de los corazones rotos. Él y ella, aferrados al olvido. Bifurcándose sus vidas y diciéndose por qué. ¿Por qué de aquello? Sería el amor que posiblemente les unió en el pasado, él feliz, ella una ingenua. Sollozos que recorrieron las rosas marchitadas que algún día él se las regaló, y recuerdos llenos de palabras, amor y besos. Esas caricias que la mataban, besos prepotentes llenos de pasión, pero sobretodo con amor.
Mientras él disfrutaba bebiendo con sus amigos, ella agachó la cabeza, en el columpio del parque, sola, viendo cómo se petrificaba la niebla.
Como un pájaro buscando su nido, triste y desolado. Los recuerdos del amor que él le prometió dar se esfumaron, como la niebla tras aquella fría tarde de invierno. Ya no era nada; ilusiones perdidas, cartas del olvido rotas por el desamor. Sus ojos perdieron el brillo de la esperanza. Él, borracho, de juerga con los colegas, sin saber cómo el pasado mataba a la razón. El dolor se congeló en un triste día de invierno.


[Este texto recibió un premio en mi instituto por parte del departamento de Lengua y Literatura, y fue publicado en la revista oficial de dicho sitio, mil gracias a tod@s]

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Espero que vuelvas a dejar tu huella pronto.

Un puzzle sin terminar